Cómo lograr lo que quiero, un planteamiento que se hacen a diario millones de personas… El primer paso, definir OBJETIVOS queridos, OBJETIVOS.

Este es el primer post de una serie en la que trabajaremos cómo bajar a tierra nuestras metas, sueños, objetivos, lo que envisionamos….. so let´s go

Cómo lograr lo que quiero

¿Tienes objetivos en tu vida? ¿Tienes escritos tus objetivos a corto, medio y largo plazo? ¿Tienes escritos tus objetivos de vida? ¿Sabes lo qué quieres conseguir? ¿Sabes lo qué deseas? ¿Estás satisfecho con tu vida? ¿Hasta qué punto? ¿Sabes qué áreas de tu vida están un poco huérfanas y necesitadas de un push? En este post encontrarás una herramienta que te resultará muy útil para que, de un vistazo veas cómo anda tu vida.

Todos necesitamos objetivos. La mente necesita objetivos. Necesitamos una guía, una dirección, un sentido ¿Por qué? Pues porqué si no tienes claro en tu vida lo que quieres o directamente no te lo has preguntado nunca, y lo desconoces, hay muchas posibilidades de que venga alguien a imponerte tus objetivos, o bien, que alguien te imponga lo que tú tienes que hacer, para que él consiga sus objetivos… Chungo, eh?

Saber y tener objetivos es tomar las riendas de tu vida, es tener un propósito, y esto impedirá que otros decidan por ti.

Te invito a que escribas ahora mismo tus objetivos y empieces a diseñar tu vida. Escribe al menos cuatro o cinco cosas que quieras lograr en el próximo año (piensa a lo grande, ya lo bajaremos a tierra😉) ¿No lo tienes claro? Te ayudo con esta plantilla que puedes descargarte completando el formulario.

[optin-monster-shortcode id=»qzvrg87mvujfq2xbv9qm»]

 

¿Qué es un objetivo?

Un objetivo es algo que te hace avanzar, es una dirección y sentido de vida, es algo que te hace levantarte y moverte de donde estás ahora mismo. Es la razón por la cual te levantas cada mañana de la cama, y aunque no seas consciente de ello, o no sepas cual es tu objetivo, es lo que te hace moverte constantemente. Te mueves y levantas cada día de la cama por algo. Siempre nos estamos moviendo por algo, por eso es fundamental saber cuales son nuestros objetivos y qué valores y necesidades estamos buscando satisfacer. Porque detrás de cada objetivo o sueño que perseguimos laten nuestros valores y nuestras necesidades, y si detrás de cada una de tus acciones en la consecución de tus objetivos no das de comer a esas variables, ya te puedes ir despidiendo del objetivo. Podrán pasar dos cosas, una que no lo logres porque no hay acciones estratégicas y bien diseñadas para lograrlo, vamos que estarás tirando balas al aire. Y dos, que si lo logras, te sentirás tan vacío que te darás cuenta que eso no era lo que querías. Una vez más ser honestos con nosotros mismos NO ES NEGOCIABLE.

 

Bajando a tierra tus objetivos y sueños

Vamos a ver, yo soy de la opinión (y lo sé por mi propia experiencia y no por referencia) que uno tiene que soñar a lo grande, que todo está permitido, que todo lo que puedas imaginar y visualizar lo puedes conseguir… Eso sí, yo todavía no he llegado al nivel de visualizar un helado de chocolate y que me aparezca en la mano de repente. Algo tendré que hacer para conseguirlo, y como siempre digo, tal vez ese algo no implique un acción externa. Aquí te dejo pensando….

Entonces, piensa a lo grande, sueña a lo grande. Parece que tenemos un miedo escénico, incluso en la intimidad de nuestro hogar interno a verbalizar lo que realmente deseamos, como si alguien nos estuviera viendo o leyendo nuestros pensamientos y fuese horrible desear tener una casa enorme, o desear ganar X dinero, o desear ser la mujer más sexy del planeta, desear ese puesto o desear dejar todo para emprender y lanzarte al vacío ¡Mujer! ¡Hombre! ¡Qué nadie nos está viendo ni oyendo… deseemos lo que nos de la real gana! Es que si no eres honesto contigo, ¿Cómo vas a conseguir lo que quieres?

Tienes un sueño, un objetivo, ahí, a lo grande. TU SUEÑO, TU OBJETIVO.

Ahora vamos a empezar a bajarlo a tierra, al plano de lo tangible, lo material. Y el primer paso para lograr lo que quieres es definir tu objetivo y filtrarlo.

 

Filtrado y alineación del objetivo

Para tener un buen filtrado de objetivo y así poder bajarlo a tierra vamos a tener que coger un bisturí y empezar a desmenuzarlo.

El criterio de filtrado a seguir será el SMART, PURE and CLEAR.

 

Specific                                                     Positively satated                                   Challenging

Measurable                                              Understood                                              Legal

Achievable/Agreed                                 Relevant                                                   Enviromentally sound

Realistic                                                     Ethical                                                      Appropiate

Time phased                                                                                                                 Recorded

 

Vamos a quedarnos con lo más relevante de este filtrado y explicar algunos términos para que no entre nadie en brote ni cortocircuito con lo escrito anteriormente.

Un objetivo ha de ser:

 

En algunos casos, como objetivos tangibles, resulta fácil. Por ejemplo «Quiero el libro La biología de la creencia del DR. Bruce H. Lipton»>>> Es muy específico. En otros, como los objetivos intangibles la cosa se complica un poco más y habrá que empezar a tirar de la cuerda. Por ejemplo «Quiero tener más confianza en mí mismo»>>> Lo primero que vas a tener que hacer aquí es definir exactamente qué es tener confianza en uno mismo para ti (porque no para todo el mundo es lo mismo… Sí queridos, existe un mundo más allá de nuestro mapa de ver el mundo). Otra buena manera de bajar más y especificar más aún, es responder a la pregunta ¿Qué cualidades, habilidades y comportamientos, según tu criterio, tiene una persona que confía mucho en sí misma? Ahí tienes ya, aparte del especifico del objetivo, una checklist de p.m. de hitos a conseguir o a trabajar para conseguir lo que quieres.

 

No hace falta que saques el metro para ver cuanto mide tu objetivo. Ese medible hace referencia, a que tiene que haber un indicador o varios de que has alcanzado tu objetivo. Estos indicadores pueden ser tangibles pero también es guay bucear en los indicadores sensoriales y dejarnos llevar por la emoción ¿Qué verás, oirás, sentirás cuando hayas alcanzado tu objetivo? ¿Qué imagen te devolverá el espejo cuando te mires esa mañana, en la que al abrir los ojos te des cuenta que lo conseguiste? ¿Qué te dirás a ti mismo? ¿Cómo saldrás esa mañana a la calle? (Radiante y luminoso seguro… yo, hasta puedo verte)😍

 

Vamos a empezar a enfocarnos en lo que queremos y no en lo que NO queremos. No es lo mismo decir «Quiero dejar de ser más borde que una esquina con mi compañeros de trabajo» que «Quiero ser más amable con mis compañeros de trabajo». En el primer caso te estás enfocando en lo que no quieres, en el segundo, te enfocas en lo que quieres conseguir.

 

A ver, tranquilo todo el mundo, no es que haya que pensar en pequeño y decir «es demasiado grande para mí, nunca lo conseguiré» ¡No por favor! No hay objetivos o deseos imposibles sino un mal timing. Por ejemplo, quieres adelgazar 15 Kg (realista y alcanzable), quieres adelgazar 15 Kg para mañana (Uy, a lo mejor para mañana es complicado así de golpe), y lo que pasará, es que según pasé el día te darás cuenta que no has bajado ni la mitad de los kilos y te desmotivarás y lo abandonarás.

 

Sí, un objetivo ha de ser desafiante, sin desafío no hay motivación. Hay que saber moverse en el  a veces complicado, pero apasionante arte del término medio. Si no es desafiante no se nos moverá nada por dentro para movernos del sofá.

 

El objetivo a alcanzar o sueño a conseguir ha de quedar grabado, por escrito, a mano. Está comprobado que cuando escribimos a mano algo se activan ciertas regiones de nuestro cerebro y caminos neuronales que de otra forma no se activan.

 

Hay que trabajar con deadines ¿Para cuándo quieres haber conseguido ese objetivo? Fecha y hora son necesarios.

 

 

Por favor, ten presente en la definición de tus objetivos el timing ¡Recuerda! No hay objetivos imposibles sino un tiempo mal puesto. Por ejemplo, si yo no he hecho deporte en mi vida y me marco como objetivo el próximo mes ganar un maratón es posible que no lo consiga, me frustre y abandone mi sueño u objetivo. Seamos realistas con el tiempo, no con nuestros sueños.

Con nuestros objetivos del día a día ocurre igual. Es mejor un solo objetivo pequeñito y cumplirlo, que varios objetivos para nuestra jornada y no cumplir ninguno…. Esto desmotiva mucho y merma la confianza en nosotros mismos, puesto que no nos cumplimos lo que nos prometemos, y eso…. NO WAY MY FRIEND!!!

[kkstarratings] 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *