Un buen coach siempre te va a ayudar a encontrar las respuestas por ti mismo, catalizando así tu proceso de cambio o transformación. En este post voy a enumerar algunas de las cualidades, habilidades y aptitudes imprescindibles para el buen desarrollo del coaching.

 

Cualidades y habilidades de un buen coach

A ver, en un proceso de coaching se da una relación de tú a tú, de iguales. El coach no está por encima de su cliente (coachee) en ningún caso ¿Por qué digo esto aquí? Porque claro, uno ve esta lista de abajo y debe pensar (bueno, al menos me pasó a mí cuando me estaba formando como coach) «Dios mío, los coaches con todas estas habilidades, aptitudes, cualidades deben ser como dioses del Olimpo» Pues mira, no. Yo, por lo menos no. ¿Intento ejercitarlas todos los días para desarrollarlas más y mejor? Sí, pero yo perfecta no soy. No las tengo todas al 100% todos los días,🙋🏼 yo también tengo días malos (y vaya si los tengo) ¡Qué más quisiera yo ser tan perfecta! bueno, no…. ser perfecta (o intentarlo) es agotador, os lo dice una ex-perfeccionista en rehabilitación.

 

Cualidades de un coach

Las cualidades se refiere a cada una de las características naturales e innatas que tenemos o hemos adquirido con el paso del tiempo.

 

Como factores adicionales a esta lista, podríamos añadir:

 

 Habilidades de un buen coach

Las siguientes habilidades de tu coach tienen que estar presentes sí o sí durante el transcurso de tu sesión de coaching.

 

Como resumen de lo que a mi parecer es de lo más importante, quiero finalizar este post señalando que un buen coach:

  1. Va a evaluar constantemente tu comunicación durante la sesión, analizando tanto tu lenguaje verbal como el no verbal, y va a saber comunicarse contigo en ambos lenguajes.
  2. Va a hacerte trabajar, te va a llevar a reflexionar, a cuestionarte cosas (sí, no todo está tan escrito en piedra como a veces creemos), te va a hacer dudar (que eso es MARAVILLA amigas y amigos).
  3. Tiene que tener un Master en «MANEJO DE SILENCIOS», no estamos los humanos muy familiarizados con el tema de los silencios. Tenemos una especie de adicción loca con esto de llenar vacíos. Se nos hace muy difícil sostenerlos en una conversación y ya ni te cuento si es en nuestra vida.
  4. Te va a dejar tomar la iniciativa y se va a instalar en la escucha activa, aunque yo soy de las que pienso que el coach debe liderar la sesión ¡Ojo! LIDERAR, no mandar… LI-DE-RAR.
  5. Te va ayudar a tomar altura, mediante la metacomunicación y el reencuadre.
  6. Va a confiar en TU capacidad para encontrar tus propias soluciones.
  7. Va a empujarte a la ACCIÓN, te va alentar, a motivar, va a ser tu mejor «cheerleader». Si quieres comprender algo o conseguir algo ¡ACTÚA!, por pequeño que sea ese paso tu autoestima lo agradecerá.
  8. Tiene una noción de los objetivos del coaching muy estricta, NO a los coaches que mantienen procesos prolongadísimos en el tiempo. Se busca tu autonomía no tu dependencia.
  9. Muestra empatía, humildad y valentía.
 
 
Aquí te dejo una infografía
 
Cualidades de un buen coach 2
¡Cuéntame! ¿Qué te ha parecido el post? ¿Echas de menos algo o añadirías algo más?
Y te dejo una última pregunta ¿Qué pequeño paso puedes dar hoy (por pequeño que sea) para acercarte un poquito más a eso que deseas manifestar?
Si te ha gustado el post o crees que puede servir de ayuda a alguien te invito a que lo compartas. ¡Gracias!
 
 
Foto de portada by Joey Sforza on Unsplash

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *