Hace días leía un artículo sobre «los «gurús» de LinkedIn«. Me espantó. Lo primero, por la falta de empatía de aquellos que se atreven a juzgar y culpabilizar a quienes les piden ayuda  y lo segundo, por lo alejado que está el ejercicio del coaching y la figura del coach de lo que allí se contaba. Estamos claros en que un coach tiene que ser el mejor fan de su cliente y alentarle en los cambios que esté haciendo, pero en ningún caso un coach te va a señalar el camino a seguir ni te va a decir lo que estás haciendo mal o bien. Eso del bien y el mal es TAN subjetivo ¿Qué es lo que está mal? ¿Qué es lo que está bien? ¿Quién lo decide? ¿Se te ha ocurrido pensar que a lo mejor esa persona lleva en una situación desesperada mucho tiempo y forzarle a algo no va a hacer nada más que empeorar la situación? ¿Has estado en sus zapatos alguna vez? Hay gente que se cree perfecta y que exige perfección a los demás. Eso es CRUELDAD.

[ctt template=»11″ link=»kAGaJ» via=»yes» ]Señalar y culpabilizar a alguien que lo está pasando mal NO LE AYUDA. La culpa y el error nos tienen sometidos[/ctt]

Si realmente quieres ayudar a alguien ofrécele una sesión gratuita y hazle coaching de verdad. No diciéndole lo que tiene que hacer, sino ayudándole a entender si algo le está funcionando o no, porqué y qué modificaciones podría hacer para conseguir lo que quiere…. Pero él que tiene que llegar ahí es el cliente, no el coach.

Un coach se debe mantener siempre en el mapa del cliente y cada persona es un mundo con un mapa muy diferente por cierto. Yo te puedo decir ahora mismo que lo que quiero es éxito en mi vida y tú lo vas a interpretar según lo que es el éxito para ti, pero a lo mejor mi idea del éxito es poder hacer tres o cuatro viajes al año. Y lo que me funciona a mí a lo mejor a ti no te funciona y viceversa.

Un coach te va a acompañar a la zona de aprendizaje pero te aseguro que no debería meterte en la zona de pánico.

Obvio (y lo digo yo que soy una optimista sin remedio) que una actitud positiva te va a ayudar, pero mira, hay veces que cuando uno está mal… ESTÁ MAL y eso hay que validarlo y aceptarlo. Eso hay que vivirlo. Y ya puede venir San Pedro bendito a decirte que te levantes, que tú puedes y que pienses de manera diferente… que NO puedes. En ese momento no puedes y necesitas meterte en esa negrura y aceptarla. La vida a veces se pone heavy…  y que esa racha pasará, eso es seguro. Sí, va a pasar y volverás a sonreír.

A veces queremos correr mucho y pasar un duelo muy rápido mirando para otro lado, no validando cómo nos sentimos en ese momento o poniéndonos mil tareas al día para evitar sentirNOS.

Yo pasé este año por algo que me shockeo muchísimo. Todo el mundo me decía cómo tenía que comportarme, sentirme y hasta cómo hablar. Hasta que un día dije «Se acabó. Voy a meterme en todo mi caos, en toda mi negrura» Y funcionó. Me permití estar mal, sentirme horrible. Me ponía objetivos muy pequeñitos al día (cocinar mi propia comida, comer, vestirme, salir a dar algún pequeño paseo) pero que para mí eran un mundo en ese momento. De esto aprendí que no hay objetivos pequeños. No sé si lo hice mal o lo hice bien, sé que me funcionó y al cabo de unos meses renací, y de verdad te prometo, que con más fuerza que nunca.

Desde luego a día de hoy cuando echo la vista a atrás digo «Madre mía estaba en la mierda de verdad» y recuerdo que me costaba mucho pensar que yo alguna vez podría salir de ese estado y a fuerza de trabajo personal constante, sin forzarme, con paciencia, lo hice. Salí.

Si lo estás pasando mal valídate, acéptalo y desde ahí mira a ver que puedes hacer con lo que tienes. Poco a poco, paso a paso y un paso por vez. Sé que hay acontecimientos que te causan heridas directas al corazón, pero eres fuerte te lo aseguro. Tal vez ahora no lo recuerdes pero lo eres. Ojalá que por lo que estés pasando pase pronto.

Y tú, si quieres ayudar a alguien AYUDA y aporta y si no aportas APARTA y deja de alimentar a tu ego un rato.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *